Nicolás Muller (off) : «NICOLÁS MULLER (1913-2000). Traces d’un exil»

Expos/Projeccions / 18 febrero, 2015

Exposición hasta el 31·05·15 en el Jeu de Paume, en Tours (France)

QUAN: … hasta el 31 de mayo de 2015
ON: … Château de Tours (Jeu de Paume)
ADREÇA: … 25 avenue André Malraux. 37000 Tours (France)
COM ARRIBAR:
ENTRADA: … libre
HORARI: … de 14 a 18 h.
INAUGURACIÓ:
ORGANITZA: … Jeu de Paume en colaboración con el ayuntamiento de Tours, y en coproducción con la “Consejería de Empleo Turismo y Cultura”, y la “Dirección General de Bellas Artes, del Libro y de Archivos” de la Comunidad de Madrid.

TEMA: Un centenar de fotografías y documentos extraidos de los archivos conservados por Ana Muller -hija y ayudante del autor- seleccionados por Chema Conesa, comisario de la exposición.

_____________________________________

 

El autor Nicolás Muller (1913, Orosháza, Imperio Austrohungaro – 2000, Andrín, Asturies) fue un fotógrafo con una sólida reputación profesional labrada primero en Francia y en Tánger, y después en España, donde pudo practicar el género documental en plena posguerra con la cobertura de trabajos sobre bellezas naturales y grandezas históricas, y posteriormente al hilo de encargos para la promoción turística oficial y de todo tipo de colaboraciones.

Hijo de una familía de clase media de origen judío, su relación con el lenguaje fotográfico se inició a los trece años, cuando le regalaron su primera cámara

Su sensibilidad social (una característica común a otros fotógrafos húngaros de la época) también fue temprana: siendo estudiante recorrió las zonas rurales amputadas de soberanía húngara por el Tratado de Versalles (1920), documentando la vida campesina y de los obreros que construían los diques del río Tisza. Muller estuvo vinculado al grupo de intelectuales antifascistas “Exploradores Urbanos”, ilustrando gráficamente sus publicaciones sociológicas y etnográficas.

Muller pudo cursar la carrera de Derecho en la Universidad Francisco-José de Szeged pese a los números clausus impuestos por el régimen fascista del almirante Horthy para limitar el acceso de los judíos y gitanos a las enseñanzas superiores. Terminados los estudios, combino hasta 1935 su actividad fotográfica con el trabajo en un bufete de abogados de Budapest. Después de la anexión de Austria por la Alemania nazi abandonó Hungría el 30 de abril de 1938 para dedicarse plenamente a la fotografía.

En su exilio, Muller recaló primero en Francia, donde trabajó para diversas publicaciones como «Match», «Marianne Magazine», «Plaisir de France», «París Plaisirs» y la revista del Partido Comunista «Regards». Después pasó a Portugal, donde fue detenido y deportado por la dictadura militar de Salazar. Finalmente, en 1939 obtuvo visado para Tanger. En aquel entonces Tanger era una ciudad cosmopolita tutelada por varias naciones por acuerdo de la Conferencia de Algeciras, hasta que el 14 de junio de 1940 fue ocupada por Franco con apoyo alemán, pasando a formar parte del Protectorado español de Marruecos.

En Tanger, que era el destino de numerosos judíos huidos de la persecución nazi en la Europa central, la comunidad acogió a Muller con los brazos abiertos. Allí montó su primer estudio fotográfico, hizo su primera exposición y desarrolló una prolífica actividad profesional durante siete años que calificó como los más felices de su vida. Corresponden a esta época los libros “Estampas marroquís” y Tanger por el Jalifa”, así como numerosas colaboraciones con medios de prensa españoles tales como «África», «Mundo», «Tanger», «Semana Fotos», «Informaciones» y «ABC», así como extranjeros como «Figaro» y también «National Geographic», además de numerosos encargos del Alto Comisariado de España en Marruecos para realizar reportajes sobre las ciudades bajo su jurisdicción.

Después de cruzar el Estrecho en numerosas ocasiones, su amistad con Fernando Vela, secretario de Ortega y Gasset, le granjeó una invitación para exponer en Madrid la muestra «Marruecos visto por Nicolás Muller».  En 1948 se instaló definitivamente en la península, montó un renombrado estudio en la capital y prosiguió sus múltiples colaboraciones fotográficas.

A finales de la década de los 50 adquirió la nacionalidad española.

En 1966 participó en el proyecto de promoción turística «Imágenes de España», y en 1977 el Ministerio de Asuntos Exteriores le encargó 6 exposiciones para difundir la imagen “oficial” de España, todo lo cual dió lugar a numerosos libros y exposiciones en distintas ciudades de España y del extranjero.

Muller se jubiló a los 68 años y se trasladó a Andrín (Asturias), donde murió en 2000 a la edad de 86 dejando un legado de 14.000 negativos y documentos conservados por su hija y asistente, Ana Muller, que fueron rescatados del olvido por Chema Conesa en 2013.

___________________________________

 +INFORMACIÓN: http://www.jeudepaume.org/?page=article&idArt=2212

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Uso de cookies

Aquest web utilitza cookies per a millorar l'experiència d'usuari. Aqui pot veure la nostra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies